Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
Política de cookies

Periodoncia

Periodoncia

La periodoncia engloba todo lo relacionado con el tratamiento de las enfermedades periodontales (de la encía), es decir, aquellas que se producen por la acumulación de placa bacteriana y sarro por debajo de la encía.

Periodoncia

Hay 2 grados de enfermedad peridontal:

  • Gingivitis: inflamación leve de la encía. Aparece sangrado al cepillado. Si se trata es reversible.
  • Periodontitis: aparece si no se cura la gingivitis. Inflamación severa de las encías. Se destruye el ligamento periodontal que sujeta el diente al hueso. Se destruye poco a poco el hueso. Aparecen las bolsas periodontales. Si se trata, detendremos el proceso de avance de la enfermedad pero no se recupera el soporte perdido.

Soluciones

Para tratar la gingivitis, se realizan limpiezas de boca para eliminar la placa bacteriana y el sarro. Se irá controlando con citas cada 6 meses y probablemente se realizaran 2 limpiezas dentales al año.
Es muy importante realizar un cepillado correcto y eliminar toda la placa que nos quede después de las comidas.

Curetaje

Para tratar la periodontitis, se realizaran curetajes, que es una limpieza manual de la raíz del diente para eliminar la placa bacteriana y sarro que se nos acumula en esta zona creando bolsas periodontales.
Sin embargo, si la enfermedad está avanzada podría ser necesario practicar una cirugía periodontal para conseguir este objetivo y, de ser necesario, utilizar técnicas para regenerar el hueso que se haya perdido.

Tras el tratamiento de periodoncia es conveniente un mantenimiento sostenido cada 3 ó 6 meses, consiste en la visita periódica al odontólogo para que éste revise la dentadura diente por diente, evalúe la higiene bucal del paciente y proceda a una limpieza dental profunda.
La mejor forma de prevenir la enfermedad periodontal y por tanto la necesidad de someterse a técnicas de periodoncia es mantener una correcta higiene bucal mediante la utilización de un cepillo, hilo dental y/o cepillos interdentales, además de un dentífrico adecuado, colutorio y otros productos antisépticos que ayuden a controlar la proliferación de bacterias en la boca.